Este sitio web es posible gracias a que muestra publicidad en línea a sus visitantes.
Por favor, ayude a que pueda seguir existiendo deshabilitando su bloqueador de anuncios (adblocker). Muchas gracias.

Glosario Educación física / Término

Identidad corporal

La identidad es el conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás; la conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.

Implica y presupone, la presencia del "otro" y el estableciendo de un vínculo relacional de confrontación que permita determinar las diferencias entre uno mismo y ese otro.

El sentimiento de identidad se refiere a esa certeza que normalmente tenemos de ser la misma persona a través del tiempo y en diferentes circunstancias, a la certeza de continuidad y mismidad.

Para enseñar aprendizajes significativos corporales es ineludible tener en cuenta los aspectos de la corporeidad de un individuo (sexo, espacio corporal, edad, tiempo corporal, apariencia física, imagen corporal, idioma corporal, biografía, esquema corporal etc.) y del conjunto que ellos representan es fundamental propiciar el conocimiento de sus diferencias y semejanzas.

La desatención a la necesidad de conocerse a sí mismo, al otro y al mundo del alumno, como así también la necesidad de escucharse y escuchar del educador es un hecho palpable en cualquier establecimiento educativo.

Comprender el cuerpo y sus manifestaciones, preparar al alumno para que se amigue con su ser y su moverse, soltándolo, escuchándolo, facilitando la comunicación, la creación y el disfrute.

Es esencial adquirir un constante esfuerzo de renovación y compromiso, para asumir la tarea de construir identidad corporal en Educación Física.

Es una herramienta de trabajo docente que no se debe delegar en otra asignatura, si bien el acercamiento a la corporeidad del que enseña y del que aprende sucede en la escuela en todo momento, es la Educación Física la responsable natural de cimentar los fundamentos de identidad corporal en la etapa escolar.

Como materia educativa la Expresión Corporal se refiere al movimiento con el propósito de favorecer los procesos de aprendizaje, estructurar el esquema corporal, construir una apropiada imagen de sí mismo, mejorar la comunicación y desarrollar la creatividad.

Su objeto de estudio es la corporalidad comunicativa en la relación: ser en movimiento en un tiempo, un espacio y con una energía determinados.

Las estrategias para su aprendizaje se basan en el juego, la improvisación, la experimentación y la reflexión. Y estos procesos son los que se ponen en juego para el desarrollo de la creatividad expresiva aplicada a cualquiera de los lenguajes.

Como tal, ofrece a los educadores un amplio abanico de posibilidades en su trabajo especifico.

La expresión corporal es un medio didáctico, una forma de aprender y enseñar, se fomenta a la apertura de la imaginación de los educados, abriendo nuevos caminos a los sentidos humanos, el cuerpo se relaja y al mismo tiempo se libera del estrés ocasionado por todo aquello que nos rodea, los educados necesitan de esta practica para fomentar su atención, su habilidad de expresión y sobre todo de comunicación.


Es el reconocimiento del cuerpo y de algunos significados y significantes de sus partes, observando el mensaje que comunican los movimientos y las posturas, comprobando los significantes de las emociones impresas en el cuerpo, registrando particularidades, condiciones y presencias constituyentes de la corporeidad. (Grasso, 2005)


La identidad es el conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás; la conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.

La identidad implica y presupone, la presencia del "otro" y el estableciendo de un vínculo relacional de confrontación que permita determinar las diferencias entre uno mismo y ese otro.

El sentimiento de identidad se refiere a esa certeza que normalmente tenemos de ser la misma persona a través del tiempo y en diferentes circunstancias, a la certeza de continuidad y mismidad.

Esta mismidad y continuidad no son estáticas. Durante toda la vida, se siguen añadiendo ladrillos al edificio de la experiencia de ser uno mismo. La obra nunca termina, se sigue remodelando, reciclando y modernizando continuamente. No solo eso, sino que algunas de las unidades que parecían sostener la identidad en una época de la vida pueden, con el tiempo, volverse relativamente menos importantes. Así, el ser hijo de nuestros padres o alumno de una escuela pasan a ser unidades conscientemente menos presentes que el desempeño de nuestra profesión o el estar casados con alguien.

El contrasentido de la identidad es que permanece, a la vez que cambia.

Jean Marie Barbier dice "La identidad puede ser definida como un estado y como un proceso". Como un estado cuando se reúnen los suficientes indicadores o cualidades para calificar como tal, para establecerse o determinarse una noción específica. Como proceso cuando se desarrolla como una construcción cambiante.

En la práctica diaria se produce una movilización del estado-identidad y una construcción del proceso-identidad. Los afectos y las imágenes juegan un papel protagónico en la movilización y en la producción de identidades. Un alumno califica con una identidad corporal de habilidad porque reúne condiciones establecidas, o muestra competencias validadas por él mismo y por su sociedad, que lo identifican como hábil. En la práctica se moviliza ese estado-identidad llamado habilidad, y aparece la oportunidad de desarrollar el proceso de construcción y producción de habilidades.

En la construcción de la identidad siempre está en juego la respuesta que cada uno se da a las preguntas:

¿Quién soy yo? Soy lo que soy. Identidad subjetiva: Una persona es la conciencia que tiene de sí mismo.

¿Quién quiero ser yo? Soy el que seré. Identidad operativa: el motor que nos pone en marcha, que nos hace accionar.

¿Quién debo ser yo? Soy el que debo ser. Identidad preceptiva: responde al modelo, al mandato, al deber.

La desatención a la necesidad de conocerse a sí mismo, al otro y al mundo del alumno, como así también la necesidad de escucharse y escuchar del educador es un hecho palpable en cualquier establecimiento educativo.

"En la asignatura donde deberían surgir y recrearse los sonidos y las palabras del lenguaje corporal como Educación Física, el silencio de la corporeidad es abrumador; gritan los ruidos de pelotas picando, bullicio y exclamaciones de juegos, estrépitos de carreras, alborotos de ritmos, estampidas de partidas, estruendos de llegadas, agitación de actividades y ecos de ejercicios. Sonidos estridentes acordes a la formación positivista y empírica de los profesores que no permiten una escucha corporal".

La corporeidad no escuchada está presente en la aplicación del concepto y el uso del cuerpo dual (mente-cuerpo), es el físico aprendido y enseñado, moldeado y entrenado para responder, no para comprender. Porque entre el conocimiento y la aplicación del cuerpo, y el conocimiento y la aplicación de la corporeidad, media una distancia semejante a la que separa tener sexo con hacer el amor.

Para enseñar aprendizajes significativos corporales es ineludible tener en cuenta los aspectos de la corporeidad de un individuo (sexo, espacio corporal, edad, tiempo corporal, apariencia física, imagen corporal, idioma corporal, biografía, esquema corporal etc.) y del conjunto que ellos representan (alumnos de primer grado de una escuela mixta de frontera, o alumnos varones de una escuela inglesa en barrio residencial, etc.). Es fundamental propiciar el conocimiento de sus diferencias y semejanzas.

Contribuir a la mismidad y continuidad de los alumnos, a la construcción del estado y del proceso de identidad corporal de cada uno de ellos y del grupo en particular, a la interacción constante de las variables subjetiva, operativa y preceptiva.

Comprender el cuerpo y sus manifestaciones, preparar al alumno para que se amigue con su ser y su moverse, soltándolo, escuchándolo, facilitando la comunicación, la creación y el disfrute.

Si no se enseña desde esta ideología continuará la discriminación explícita e implícita en la clase donde solo aprenden y participan los mejores, los hábiles, los que responden al deber ser del modelo impuesto, mientras el resto transcurre en actos fallidos, errores y frustraciones que los llevan a odiar la materia y a creerse ineptos, cuando en realidad se les ha estado intentando enseñar desde un modelo que no deseaban ni podían aprender.

La corporeidad es la idea base de cualquier aprendizaje en Educación Física, por ello es necesario desaprender las lecciones instaladas sobre el cuerpo, cambiando las explicaciones y aplicaciones recibidas por aquellas que nos permitan conocer y disponer de una corporeidad que haga posible y factible nuestro ser y estar en el mundo con bienestar.

Es esencial adquirir un constante esfuerzo de renovación y compromiso, para asumir la tarea de construir identidad corporal en Educación Física. Es una herramienta de trabajo docente que no se debe delegar en otra asignatura, si bien el acercamiento a la corporeidad del que enseña y del que aprende sucede en la escuela en todo momento, es la Educación Física la responsable natural de cimentar los fundamentos de identidad corporal en la etapa escolar.

Enlace permanente: Identidad corporal - Fecha: 2017-05-23 22:21:55


< Identidad Glosario Educación física Identidad sexual >