Este sitio web es posible gracias a que muestra publicidad en línea a sus visitantes.
Por favor, ayude a que pueda seguir existiendo deshabilitando su bloqueador de anuncios (adblocker). Muchas gracias.

Glosario Economía marxista / Término

Salario

Durante mucho tiempo, el problema de la naturaleza del salario preocupó a los economistas clásicos. Si se reconoce que el valor de las mercancías está determinado por la cantidad de trabajo que se les incorpora, el salario o valor del trabajo deberá determinarse por una cantidad de trabajo. Pero ¿cómo el valor del trabajo puede ser determinado por si mismo? Para salir de este circulo vicioso, Marx reemplazó la noción de trabajo por la de fuerza de trabajo. El salario no es el valor o precio del trabajo, sino el precio que se paga al obrero a cambio de su fuerza, puesta a disposición del propietario del capital y utilizada por éste dentro de los limites de la jornada laboral.

Esto conduce directamente al problema general del valor. El valor de la fuerza de trabajo será determinado por la cantidad de trabajo necesaria para su producción, es decir, para el valor de las mercancías necesarias para la subsistencia del obrero y la reproducción de su fuerza. Contrariamente a las Apariencias y a la opinión común, el salario no será la remuneración del trabajo. No habrá relación entre el salario y el valor de las mercancías producidas por el trabajador. La verdadera relación será la existente entre el salario y las mercancías consumidas por el obrero. Según Marx, de esta relación se deduce una oposición radical de los intereses: el capitalista intentará limitar el salario al mínimo vital por un máximo de trabajo. Para la concepción marxista, éste es el fundamento económico de la lucha de clases.

No obstante, Marx reconoció que el valor del salario no es absoluto. El precio de la fuerza de trabajo varía según las necesidades, que dependen, en sí mismas, del tipo de civilización, del nivel de desarrollo, etcétera. De este modo, introduce la noción de salario histórico. Por otro lado, el salario está condicionado por las fluctuaciones del mercado. Una rama en desarrollo puede aumentar los salarios durante cierto período a fin de obtener mano de obra en detrimento de sus competidoras. La rareza en el mercado de trabajo también puede ejercer presión sobre los salarios. Por último, la acción concertada de los trabajadores (la huelga) puede provocar un aumento de los salarios al desempeñar un papel análogo al de la rareza. Pero la naturaleza del salario permanece invariable en el marco de una estructura económica no cambiada.

Los economistas modernos no marxistas insisten acerca de cierta cantidad de características que serían comunes a las sociedades industriales (capitalistas o socialistas). Una serie de realizaciones seguridad social, asignaciones familiares, pensiones, subsidios de paro constituye un verdadero salario invisible, denominado también salario social o salario diferido en el caso de las pensiones.

Acerca del origen del salario social y las diversas primas, han surgido numerosas controversias. Los marxistas alegan que no pueden tener otra fuente que el valor creado por la fuerza de trabajo. En todo caso, se trataría de una redistribución que superara los límites que anteriormente eran asignados al precio de dicha fuerza.

Enlace permanente: Salario - Fecha de creación: 2016-07-03


< Reproducción Glosario Economía marxista Sociedad anónima >