Este sitio web es posible gracias a que muestra publicidad en línea a sus visitantes.
Por favor, ayude a que pueda seguir existiendo deshabilitando su bloqueador de anuncios (adblocker). Muchas gracias.

Glosario Psicoanálisis / Término

Represión

Sistema de fuerzas psíquicas que retienen los contenidos no aptos para la consciencia sepultándolos en el inconsciente, sujetándolos ahí bajo control, de forma que el sujeto no es consciente siquiera de su existencia. Se ponen de manifiesto en los sueños, lapsus, ensoñaciones y en los mecanismos de defensa que el sujeto utiliza para disfrazarlos.


Mecanismo de defensa por el cual se vuelve inconsciente un impulso o idea inaceptable. Proceso psíquico originado en los conflictos entre el principio de placer y el principio de realidad. Los impulsos, recuerdos y emociones penosas que emanan de conflictos y son arrojados al inconsciente permanecen activos e influyen de modo directo en la experiencia y la conducta, produciendo síntomas neuróticos y determinando los sueños (normales). El desarrollo del yo se basa en represión.


Operación por medio de la cual el sujeto intenta rechazar o mantener en el inconsciente representaciones (pensamientos, imágenes, recuerdos) ligados a una pulsión. La represión se produce en aquellos casos en que la satisfacción de una pulsión ofrecería el peligro de provocar displacer en virtud de otras exigencias.


Según Freud “la represión parte del yo, quien, eventualmente por encargo del superyó, no quiere acatar una investidura pulsional incitada en el ello. Mediante la represión, el yo consigue coartar el devenir–conciente de la representación que era portadora de la moción desagradable. El análisis demuestra a menudo que esta se ha conservado como formación inconciente” (2010, p.87). Adicionalmente, el síntoma se sirve de la represión inconsciente, que es una expresión metafórica de la verdad, que se interpreta gracias a los equívocos significantes (Safouan, 2008, p.299). Por lo tanto, dicho proceso psíquico no actúa directamente sobre la pulsión, sino sobre sus representantes o expresiones psíquicas como son: pensamientos, recuerdos, deseos; los mismos que tienden a manifestarse a través de los actos fallidos, sueños, síntomas neuróticos, en otras palabras, en las formaciones del inconsciente.

“… la represión da una oposición permanente entre el Yo y el Ello. El material reprimido continúa cargándose de catexia, de energía pulsional que constantemente en busca de satisfacción mientras que el Yo mantiene la represión, con parte de su energía, la contracatexia, que es energía de oposición. Si la contracatexia se debilita el material reprimido tiende a aflorar de la conciencia” (Flachier, 1990, p.34). Es decir que, la represión es el material que pasa del Yo al Ello y que puede darse a notar mediante los procesos ya mencionados en el concepto y que abarca la catexia. La represión podría desencadenar síntomas en la persona como lo son las fobias y la angustia, que darían a notar que el Ello está guardando algo importante para el Yo y por lo tanto se manifiesta.

El término represión al igual que el término inconsciente son pilares fundamentales dentro de la teoría psicoanalítica. Es importante mencionar que conocer a qué se refiere la represión ya que en muchos de los textos de Freud se habla acerca de la misma. "La represión debe considerarse como un medio de defensa que interviene cuando la fuga resulta ineficaz. Esa defensa responde a los peligros interiores y, más precisamente se erige contra las reivindicaciones pulsionales cuya satisfacción traería consigo más displacer que placer". (Autiquet, 2002, p. 26). Es decir que esta represión actúa como mecanismo de defensa.

Hay veces que la dinámica del aparato anímico se altera por un momento, provocando que lo que usualmente es displacentero, sea placentero por una cierta cantidad de tiempo, para esto existe técnicas cancelan la represión de esa pulsión por un instante y luego se reestablece. “Existen técnicas particulares creadas con el propósito de provocar alteraciones tales en el juego de las fuerzas psíquicas que lo mismo que de otro modo produciría displacer pueda por una vez resultar placentero; y tan pronto como uno de estos medio técnicos entra en acción, queda cancelada la represión de una agencia representante de pulsión que de otro modo sería rechazada. Estas técnicas solo se han estudiado hasta ahora con precisión respecto del chiste” (Freud, 1972, pp. 145-146).

Para poder analizar al inconsciente, la represión es un término fundamental para el psicoanálisis ya que constituye el componente central del inconsciente; la represión es uno de los más básicos e importantes mecanismos de defensa, esta se dirige tanto a los peligros externos, como son los eventos atemorizantes, y a los peligros internos, como son los deseos, los impulsos y las emociones. Es por otra parte importante la represión, dentro de la vida anímica del sujeto, ya que reduce la ansiedad pues mantiene los pensamientos e impulsos que la provocan fuera del consciente del individuo (Sarason y Barbara, 2006, p.63).

La represión se da el momento en que un contenido de la conciencia se vuelve desagradable, adquiere características insoportables para la consciencia y a consecuencia de esto ese contenido es relegado hacia el inconsciente, por esto se puede decir que la represión esta sumamente ligada con el inconsciente (Freud, 1915, p. 590). La represión se encuentra en la frontera del inconsciente y el preconsciente es por esto que la represión actúa de manera en que una moción pulsional no pasa al preconsciente y por lo tanto se queda en el inconsciente. Es importante mencionar que una manera de represión es el olvido, todo aquello que se reprime y se olvida en si son contenidos que son vergonzosos, penosos, dolorosos y la conciencia no los puede tolerar (Freud, 1915, p.584). Por último pienso que es importante mencionar que el pensamiento inconsciente espera introducirse en el preconsciente para así poder llegar a la conciencia, ya que el preconsciente es una instancia psíquica que se encuentra cercana a la conciencia y solo aquello que pasa por el preconsciente puede llegar a la conciencia y poder superar la represión, por último debo mencionar que la represión está sumamente ligada al proceso primario que son los contenidos que están dados en el sujeto y no tienen lógica y el proceso secundario que es el proceso de ilación de ideas, de lógica que corresponden mas a nuestra manera de pensar y se constituyen poco a poco a lo largo de la vida, es por esto que puedo decir que en el proceso secundario es donde se origina la represión(?) (Freud, 1915, p. 589).


Uno de los mecanismos de defensa del 'ego' para evitar que los pensamientos molestos o amenazantes sean conscientes, como por ejemplo los brotes de violencia de hijos a padres.

Otros de los mecanismos son la negación de los hechos, la proyección de los sentimientos negativos sobre uno mismo en otra persona; el desvío de un impulso a un objeto sustitutivo; la regresión en el tiempo psicológico para huir de una situación de estrés y la sublimación, esto es, satisfacer un impulso con un objeto sustitutivo aceptado por la sociedad -golpear un objeto en vez de a una persona, por ejemplo-.

Enlace permanente: Represión - Fecha de actualización: 2019-08-13 - Fecha de creación: 2016-04-24


< Regresión Glosario Psicoanálisis Represión Originaria >