Este sitio web es posible gracias a que muestra publicidad en línea a sus visitantes.
Por favor, ayude a que pueda seguir existiendo deshabilitando su bloqueador de anuncios (adblocker). Muchas gracias.

Glosario Psicología de la percepción / Término

Punto de fijación

Punto en el que convergen las líneas de visión de cada uno de los dos ojos.


La fijación es un fenómeno monocular que consiste en llevar la imagen del objeto observado a la fóvea que es una pequeña depresión circular ubicada en el centro de la retina, tiene un radio de unos 0'4 mm y está compuesta por una densa concentración de conos. La fóvea constituye el centro de la visión nítida y subtiende un arco de aproximadamente 1º, en comparación con los 240º del ángulo visual que subtiende toda la retina. Cuanto más lejos está un estímulo de la fóvea, menor es nuestra capacidad de discriminación

Cuando miramos un objeto, para verlo con claridad automáticamente movemos el globo ocular para que la imagen se sitúe en la fóvea, denominándose a este movimiento reflejo de fijación. Los continuos desplazamientos de la mirada nacen de movimientos musculares de alta precisión, para orientar el globo ocular, y tienen por tanto la misión de fijar durante una fracción de segundo en la fóvea ciertas porciones muy concretas de la imagen, llamadas puntos de fijación. La visión periférica de la retina, aunque no es nítida, proporciona información suficiente al cerebro acerca del destino de cada siguiente punto de fijación.

Todos los sistemas nerviosos son inmaduros en la primera infancia, y el nervio óptico no está completamente mielinizado; los componentes periféricos del sistema visual maduran antes que los de la zona de la mácula en la retina. Aunque, en alguna medida, la visión de la fóvea es funcional al nacer, puede estar menos desarrollada, echo confirmado pues sólo se perciben movimientos gruesos. Aún así, los infantes son conscientes de muchas sensaciones visuales y comienzan a incorporar la información visual. A medida que se desarrolla la fóvea, la agudeza visual se afina.

El eje visual es una línea que une el punto de fijación en el centro del objeto observado, el punto nodal del sistema óptico, ubicado cerca de la superficie posterior del cristalino, y la fóvea central.

El tipo de fijación puede observarse oftalmoscópicamente viendo el fondo retinal. Para ubicar el punto en el cual se produce la fijación se divide la retina en 4 cuadrantes cuyas líneas se interceptan en el centro de la mácula, dependiendo del lugar donde se sitúe la fijación del objeto será el tipo de fijación del sujeto.

La fijación, al ser un fenómeno monocular, se efectúa ocluyendo un ojo, cuando la fijación es central, es decir, cae en el centro de la fóvea, hablamos de una fijación normal. Durante las fijaciones oculares es posible descubrir micromovimientos de naturaleza involuntaria, con una amplitud inferior a 1º, cuya misión es ubicar la imagen lo más exactamente posible en la fóvea. Los drifts son movimientos lentos (0.1 º / sg.). Los flicks son rapidísimos movimientos microsacádicos involuntarios cuya amplitud puede alcanzar 1º de ángulo visual que se suceden separados por intervalos de unos 20-30 msgs. Durante las fijaciones también es posible descubrir minúsculos movimientos de temblor o vibración del ojo (tremor), con frecuencias entre 30Hz-150hz.

Cuando la fijación es central se produce el máximo de agudeza visual, cuando hay una fijación excéntrica, es decir, ocurre una fijación en la que la imagen del objeto se proyecta en un área retiniana que no es la fóvea central, la agudeza visual va disminuyendo conforme se va alejando el área de fijación excéntrica de la fóvea central. No se debe confundir fijación excéntrica con visión excéntrica, ya que en esta última la fijación se hace en la fóvea pero no se proyecta "derecho al frente" como debería ser lo normal, esto se produce cuando el paciente sufre de un escotoma de supresión, esto se refiere a que hay un área de visión deprimida dentro del campo visual rodeada por un área de visión menos deprimida o normal, sin embargo, en condiciones binoculares el paciente mira por fuera del escotoma.

La fijación, como ya hemos visto, es un fenómeno monocular, sin embargo puede ser relacionada con la correspondencia sensorial, el cual es un fenómeno binocular, así podemos distinguir una fijación central con correspondencia sensorial normal (CSN), en esta hay fijación en ambas fóveas las cuales se corresponden y proyectan derecho al frente; una fijación central con correspondencia sensorial anómala, en la cual la fóvea del ojo fijador se corresponde con un área extrafoveal del ojo desviado, sin embargo, al interrumpir la visión binocular, el ojo desviado fija la imagen en su fóvea presentándose con una dirección principal normal; por último existe la fijación excéntrica con correspondencia sensorial anómala (CSA), en esta se pierde la correspondencia y el ojo desviado presenta una fóvea que ha perdido la dirección visual principal, aunque se interrumpa la visión binocular se estimulara un área extrafoveal.

Enlace permanente: Punto de fijación - Fecha de actualización: 2019-01-13 - Fecha de creación: 2016-02-25


< Psicología cognitiva Glosario Psicología de la percepción Punto de fuga >