Este sitio web es posible gracias a que muestra publicidad en línea a sus visitantes.
Por favor, ayude a que pueda seguir existiendo deshabilitando su bloqueador de anuncios (adblocker). Muchas gracias.

Glosario Psicología / Término

Alcoholismo

Término general que agrupa a los diversos síndromes que provoca el consumo de alcohol. En la clasificación internacional de enfermedades (CIE-10) de la Organización Mundial de la Salud, se incluyen una serie de trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de alcohol, cuya gravedad va desde la intoxicación aguda no complicada, hasta cuadros de psicosis y de demencia. Como intoxicación aguda, el consumo reciente de alcohol se evidencia en alteraciones del comportamiento: desinhibición, actitud discutidora, agresividad, labilidad de humor, deterioro de la atención, juicio alterado, interferencia en el funcionamiento personal. También están presentes otros síntomas: marcha inestable, dificultad para mantenerse en pie, habla disártrica (farfullante), nistagmo, nivel de conciencia disminuido (p. ej., estupor, coma), enrojecimiento facial, inyección conjuntival. Como intoxicación patológica, esta categoría diagnóstica, actualmente en estudio, se refiere a un cuadro de intoxicación aguda que tiene lugar después de beber cantidades de alcohol insuficientes para causar intoxicación en la mayoría de las personas. Además, existe una conducta agresiva verbal o física. Tras la suspensión o disminución del consumo de alcohol después de un consumo repetido y habitualmente prolongado y/o a altas dosis de alcohol, aparecen algunos de los siguientes síntomas que, genéricamente, se denominan síndrome de abstinencia: temblor de piernas, párpados o manos extendidas, sudoración, náuseas o vómitos, taquicardia o hipertensión, agitación psicomotriz, cefalea, insomnio, malestar o debilidad, ilusiones o alucinaciones transitorias auditivas, visuales o táctiles; convulsiones, etc. El síndrome de abstinencia al alcohol puede acompañarse de delirium tremens. El síndrome de dependencia se caracteriza por un deseo intenso de consumir alcohol, la disminución de la capacidad para controlar el consumo (unas veces para evitar el inicio del consumo, otras para poder terminarlo y otras para controlar la cantidad consumida), un cuadro fisiológico de abstinencia cuando se consume menos, o cuando se termina el consumo; tolerancia a los efectos del alcohol, preocupación por el consumo de alcohol y persistencia en el consumo a pesar de sus evidentes consecuencias perjudiciales.


Definición: Es una enfermedad crónica producida por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, lo cual interfiere en la salud física, mental, social y/o familiar así como en las responsabilidades laborales.

http://www.tuotromedico.com/temas/alcoholismo.htm

El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y a menudo mortal; es un trastorno primario y no un síntoma de otras enfermedades o problemas emocionales. La OMS define el alcoholismo como la ingestión diaria de alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el hombre (una copa de licor o un combinado tiene aproximadamente 40 gramos de alcohol, un cuarto de litro de vino 30 gramos y un cuarto de litro de cerveza 15 gramos). El alcoholismo parece ser producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológicos y genéticos. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte.

El alcoholismo afecta más a los varones adultos, pero está aumentando su incidencia entre las mujeres y los jóvenes. El consumo y los problemas derivados del alcohol están aumentando en todo Occidente desde 1980, incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea y los antiguos países del este, así como en los países en vías de desarrollo.

El alcoholismo, a diferencia del simple consumo excesivo o irresponsable de alcohol, ha sido considerado en el pasado un síntoma de estrés social o psicológico, o un comportamiento aprendido e inadaptado. El alcoholismo ha pasado a ser definido recientemente, y quizá de forma más acertada, como una enfermedad compleja en sí, con todas sus consecuencias. Se desarrolla a lo largo de años. Los primeros síntomas, muy sutiles, incluyen la preocupación por la disponibilidad de alcohol, lo que influye poderosamente en la elección por parte del enfermo de sus amistades o actividades. El alcohol se está considerando cada vez más como una droga que modifica el estado de ánimo, y menos como una parte de la alimentación, una costumbre social o un rito religioso. La química del alcohol le permite afectar a casi todo tipo de célula en el cuerpo, incluyendo aquellas en el sistema nervioso central. En el cerebro, el alcohol interactúa con centros responsables del placer y de otras sensaciones deseables; después de una exposición prolongada al alcohol, el cerebro se adapta a los cambios que produce el alcohol y se vuelve dependiente de él. Para las personas con alcoholismo, beber se convierte en el medio primario mediante el cual pueden tratar con personas, el trabajo y sus vidas. El alcohol domina sus pensamientos, emociones y acciones. La gravedad de esta enfermedad es influida por factores como la genética, la psicología, la cultura y el dolor físico.

http://lucas.simplenet.com/trabajos/alcoholismo/alcoholismo.html


Conjunto de trastornos físicos y psíquicos ocasionados por el consumo excesivo y continuado de bebidas alcohólicas.

Enlace permanente: Alcoholismo - Fecha: 2017-10-09 02:17:21


< Aislamiento afectivo Glosario Psicología Alexia >