Este sitio web es posible gracias a que muestra publicidad en línea a sus visitantes.
Por favor, ayude a que pueda seguir existiendo deshabilitando su bloqueador de anuncios (adblocker). Muchas gracias.

Glosario Psicoanálisis / Término

Complejo de Edipo

En psicoanálisis, se refiere al agregado complejo de emociones y sentimientos infantiles caracterizados por la presente simultánea y ambivalente de deseos amorosos y hostiles hacia los progenitores.


El niño o la niña sienten fuerte atracción hacia el padre del sexo contrario. Esto provoca deseo inconsciente erótico y la vivencia del padre de su mismo sexo como rival. El amor, la envidia, los celos, la presión del padre como limitador de un deseo-contra-la ley y el miedo al castigo desembocan, por aplicación del principio de la realidad, en la renuncia a la posesión, lo que da paso a la aceptación propia y del otro, y a la identificación con el padre del mismo sexo como modelo a seguir.


Aparece en la etapa del desarrollo del yo que va de los 3 a los 5 años, y es más adelante el responsable de gran parte de la culpa inconsciente. Las personas fijadas en el nivel edípico lo manifiestan de muchas maneras, por ejemplo, eligiendo parejas que se parecen a uno de sus progenitores (o a ambos).


Freud, quien quería estudiar derecho pero acabó en medicina, se refiere con esta frase al conjunto de sentimientos ambivalentes -incluidos algunos de índole sexual- entre padres, hijos y hermanos. La elección de esta expresión se debe a la mitología griega. La historia de Edipo narra que mató a su padre y se casó con su madre sin saberlo.


“Conjunto organizado de deseos amorosos y hostiles que el niño experimenta respecto a sus padres. En su forma llamada positiva, el complejo se presenta en la historia de Edipo Rey: deseo de muerte del rival que es el personaje del mismo sexo y deseo sexual hacia el personaje del sexo opuesto. En su forma negativa, se presenta a la inversa: amor hacia el progenitor del mismo sexo y odio y celos hacia el progenitor del sexo opuesto. De hecho, estas dos formas se encuentran, en diferentes grados, en la forma llamada completa del complejo de Edipo.” (Laplanche y Pontalis, 2004, p. 61) Esta ambivalencia(?) de emociones, son dirigidas hacia el padre y la madre donde el niño puede comprender que el deseo del otro (del sexo opuesto) se encuentra prohibido, ya que lo posee la pareja. Por lo tanto, a medida que vaya culminando esta etapa y se vaya comprendiendo lo que no está permitido, estas emociones ambivalentes se irán reprimiendo para lograr la aceptación social.“…el complejo de Edipo demuestra ser la fuente de nuestra eticidad individual (moral). En el curso del desarrollo infantil, que lleva a la progresiva separación respecto de los progenitores, va retrocediendo la significatividad personal de estos para el superyó” (Freud, 1992, p. 173).

Entonces se puede destacar que el complejo de Edipo se halla en el centro del desarrollo dinámico, dentro del proceso evolutivo, este complejo se relaciona con esos sentimientos que el niño puede experimentar en relación e interacción con sus padres. El amor y el odio del complejo de Edipo, el conflicto y el proceso de resolución se vuelven en momentos base de la comprensión del desarrollo del niño, de su personalidad (los rasgos) y su psicopatología, además de su desarrollo más amplio como el desarrollo de instituciones sociales, religión y la moral. Las ideas de Freud acerca del complejo de Edipo surgen de manera gradual y cambian; esta terminología se modifica y se amplía o se limita su alcance (Simon y Blass citado en Neu, 1991, p. 192). Es decir que a partir de este complejo se puede conocer el desarrollo evolutivo del niño o niña.

“El complejo de Edipo desempeña un papel fundamental en la estructuración de la personalidad y en la orientación del deseo humano". (Laplanche y Pontalis, 1996, p.62). Por lo tanto podemos afirmar la relevancia del complejo de Edipo en el desarrollo de la personalidad, siendo este el que estructurará al individuo, desde sus orígenes.

Es importante señalar también como Freud explicaba al complejo de Edipo en sus primeros momentos, Vega (2007) hablaba sobre la subjetividad del niño y dice que con respecto al falo se reconocen dos momentos. La creencia en que todos los seres animados tienen pene y la idea que el varón es dotado de pene, pero supone perderlo porque la niña no lo tiene. Por otro lado, la niña considera que el varón tiene pene y que es completo, y que ella no lo es. Al complejo de castración Freud sostiene que se caracteriza por la angustia en el varón y envidia del pene en la mujer.

Considero importante mencionar las tres etapas que se vive en el complejo de Edipo según Lacan, debido a él reestructuró la teoría Freudiana. Estas etapas consisten en: 1) Lo que el niño busca.- En esta etapa el objetivo del niño es satisfacer el deseo inconsciente de la madre, en donde el niño al reflejarse en el espejo se considera el objeto de satisfacción del deseo de la madre; en esta etapa el niño es quien ocupa el papel de “falo” (Cadavi,2012,p.6) 2) Complejo de castración.- Es un proceso simbólico en donde el niño pierde el papel de falo; debido a que la figura paterna instaura la ley de no incesto, rompiendo la diada entre la madre y el niño teniendo como consecuencia que el niño entienda que ni él ni su madre son el falo y que ambos están sujeto a una orden superior. 3) Declinación del Edipo.- El padre finalmente es quien posee el falo, el mismo que es deseado por la madre; el falo deja de ser algo que se es simbolizándose como algo que un tercero lo posee, produciendo en el niño ese deseo de tenerlo (Silva, 2012, p. 8).

Es importante señalar, que según Freud encontrar la satisfacción del progenitor del sexo contrario, como también en sus características principales de la sexualidad relacionada con el progenitor del mismo sexo preside la hostilidad hacia este y hacia otros rivales, por ende aparece el complejo de Edipo, el cual trata de encontrar contacto tanto corporal y las caricias el cual crea fantasías o se masturba, también genera miedo y hostilidad. En donde llega en un estado de liquidación, en este caso el varón tiene la hostilidad en el padre rival y el interés sexual por la madre, pero el padre entra y hace la castración que son las fantasías de castigo no satisfechas. El niño se encuentra identificado con el padre y tiene odio hacia a él. Pero genera el proceso de latencia el cual los intereses se calma y el desencanto por las experiencias sexuales en la fase de autoerotismo y masturbación (Murguía y Reyes, 1956, p.130). Esta es una etapa que el niño debe pasar y que no existe ningún tipo de relación de tipo sexual con la madre.

Enlace permanente: Complejo de Edipo - Fecha de actualización: 2019-05-15 - Fecha de creación: 2016-04-24


< Complejo de castración Glosario Psicoanálisis Complejo de Electra >